La Clínica López-Menéndez (CLM), desde su fundación, ha considerado el Control del Embarazo como uno de los pilares básicos de la asistencia a sus pacientes.

Por ello cuenta con la tecnología necesaria y con los mejores profesionales en este campo. Actualmente, disponemos de todos los medios y recursos necesarios para poder ofrecerle la mejor asistencia durante este proceso tan especial en la vida de una mujer.

Los principales campos en los que desarrollamos nuestra actividad abarcan desde antes de buscar el embarazo, para que este se desarrolle con la máxima normalidad posible, consejo para la detección de alteraciones de los cromosomas (como el Síndrome de Down), diagnóstico ecográfico de la forma, los órganos y estado de salud del feto, consejo prenatal en caso de malformaciones fetales, control del embarazo de alto riesgo y la asistencia al parto.

Control Eco 3D y 4D Etapa inicial Diagnóstico Recomendaciones Bienestar Anemia

CONTROL DEL EMBARAZO

Disponemos de los medios necesarios y de elima tenología para llevar a cabo un buen control del embarazo.

Para diagnosticar el bienestar fetal realizamos cardiotocografías, ecografías de alta resolución, ecografía 3D y 4D, realizando el perfil biofísico y estudio de las ondas de velocidad del flujo sanguíneo en los vasos fetales mediante ecografía Doppler, a lo que dedicaremos el tiempo que sea preciso para conseguir los mejores resultados. Todas estas técnicas nos permiten seleccionar el momento más adecuado para extraer el feto en los casos en que su grado de oxigenación dentro del útero no sea el más adecuado.

Todas las mujeres que desean tener hijos, deberían acudir a una consulta ginecológica antes, para un examen ginecológico, citología, ecografía, análisis sanguíneos, estado de vacunación, etc. Y así planificar un embarazo en las mejores condiciones maternas posibles. La primera consulta de embarazo debe ser lo más precoz posible, para poder aconsejar como llevar un embarazo sin riesgo, seguro y tranquilo.

Preguntas más frecuentes durante el embarazo

 ECOGRAFIA 3 Y 4 D

La ecografía 3D es la técnica que nos permite ver al feto en tres dimensiones, gracias a una reconstrucción de la imagen que se realiza a partir de múltiples imágenes en dos dimensiones.

Al añadir el tiempo, obtenemos la imagen en 4D que nos permite ver al feto con sus movimientos a tiempo real. Veremos así, hermosas imágenes de su cara en las que se pueden apreciar sus rasgos, expresiones y movimientos. Confirmaremos también el sexo del bebé visualizándolo con la misma técnica tridimensional.

Contamos con ecógrafos de alta gama, referente en el campo de la ecografía tridimensional, así como con un médico ginecólogo especialista para su realización.

Al finalizar, se entregará la grabación de toda la sesión, varias fotos impresas en papel a color, así como un informe.

Si bien, la ecografía es posible realizarla en cualquier momento del embarazo, las semanas óptimas para su ejecución son entre la 26 y la 30 semanas, donde la proporción de liquido amniótico es adecuada y el tamaño fetal intermedio.

Nuestra experiencia en el cuidado de las mamás gestantes nos gratifica con momentos únicos.
Quizá, el más relevante antes del parto es cuando procedemos a hacer las presentaciones a travées de las ecografías , y especialmente las de 3D y 4D.
Con la ecografía 3D obtenemos imágenes en formato fotografía

FOTO 3

Con la ecografía 4D obtenemos las imágenes como un vídeo.

Debes tener en cuenta que la finalidad de estas imágenes es únicamente la de captar y conservar la emoción de este primer encuentro inolvidable. Nunca deben sustituir a las ecografías recomendadas por tu médico.

La ecografía en 3 dimensiones es capaz de visualizar al feto con un parecido al recién nacido realmente espectacular. Cuando realizamos esta ecografía en tiempo real decimos que estamos ante una ecografía en 4 dimensiones, y gracias a ella podemos ver el feto en 3 dimensiones con movimiento.

Muchas veces estas imágenes acercan la visión ecográfica a los no especialistas en estas técnicas, como suelen ser los familiares. Este tipo de ecografías no descubren anomalías fetales que no pudieran ser vistas en la ecografía de 2 dimensiones, pero pueden ayudar a ver mejor una malformación fetal, aumentando la seguridad del ecografista en su diagnóstico y ayudando a comprender lo que le pasa al feto a los padres.

La ecografía 4D permite obtener un estudio de alta calidad en un ámbito distendido, compartiendo una experiencia única y vigilar el bienestar del bebé en su medio prenatal.
Se obtiene una elevada sensibilidad diagnóstica de las afecciones fetales.
En nuestra clínica de ginecología disponemos de los más avanzados ecógrafos de alta definición, tanto vaginal como abdominal, así como ecografía de última generación en ecografía 3D/4D y Doppler color.

Preguntas más frecuentes durante el embarazo

 

ETAPA INICIAL DEL EMBARAZO

El embarazo es un período de grandes expectativas. El control médico durante la gestación, ayuda a vivir esta nueva etapa, llena de miedos e inseguridades. Por eso, es importante el asesoramiento pregestacional, en el cuál se facilitará la información adecuada que en la actualidad se nos exige.

Es de especial interés, remarcar que la no ingesta de vitaminas en los meses previos y durante el embarazo, facilitan  la aparición de patologías del tubo neural. Éstas ocurren en los primeros días de la gestación y provocan lo que se llama “defecto de cierre del tubo neural” (DCTN). Los DCTN más frecuentes son: la espina bífida, el mielomeningocele, la anencefalia y el encefalocele.

Numerosos estudios científicos han demostrado que una dosis de entre 4 y 5 mg de Ácido Fólico prevenía la recurrencia de embarazos con DCTN en un 72% de las mujeres con antecedentes de esta patología en embarazos anteriores.

Además también se ha evidenciado que la suplementación con un polivitamínico, en una dosis de 1mg de ácido fólico un mes antes y durante el primer trimestre de embarazo reduce el 50 por ciento en la primera ocurrencia de DCTN.
La ingestión de ciertas verduras, legumbres y carnes, no alcanza a cubrir la dosis diaria mínima recomendada de 400 microgramos de Ácido Fólico, además el organismo materno no lo produce, por lo que se han desarrollado distintas estrategias para suplir esta deficiencia, a través de la fortificación de alimentos y la suplementación vitamínica.
Existen grupos de riesgo de embarazadas como pacientes diabéticas, las que han tenido abortos espontáneos, las usuarias de algunos anticonvulsivantes.
En nuestro centro asesoramos a las parejas, que deseen solicitar información en este aspecto.

DIAGNOSTICO PRENATAL

El diagnóstico prenatal es el conjunto de técnicas disponibles, para conocer la adecuada formación y el correcto desarrollo del feto, durante el embarazo antes de su nacimiento.

En la Clínica CLM sabemos la importancia que tiene en tu vida este nuevo estado y por eso queremos ofrecerte un cuidado prenatal de calidad y calidez.

La periodicidad del cuidado prenatal consiste en:

• Ecografía de viabilidad: entre la semana 6 y 9 de embarazo. Para observar la localización del embrión, el tamaño y su frecuencia cardiaca.

• Cribado de primer trimestre, para descartar alteraciones de los cromosomas (síndrome de Down) que consta de una analítica en sangre entre la semana 8 y 10 de embarazo y una ecografía detallada entre la semana 11 y 13.

• Ecografía entre la semana 20 y 22 de embarazo para observar la morfología del feto. Es la ecografía más importane de la gestacion. Donde se valoran el desarrollo de todos los órganos del feto.

* Ecografía 26-28 semanas: El feto ya pesa 1050 gramos. Consulta de seguimiento. La prueba de la glucosa, llamado test de O’Sullivan para el diagnóstico de la diabetes gestacional se realiza entre las 24 y 28 semanas de gestación.

* Ecografía 32-34 semanas: Los fetos de peso normal pesan 1800 gr. Es importante esta visita de seguimiento para tener una aproximación del peso al nacer o si se desconoce la edad gestacional para hacer el cálculo, si no se realizaron visitas previas.

* Ecografía 37-38 semanas y Registro cardiotocográfico cuando la gestación está a término: El feto ya pesa 2600 gramos y en esta visita se realiza un pronóstico del parto.

Una vez realizadas estas visitas, tenemos la seguridad de que el tratamiento llevado a cabo y el cuidado prenatal han sido un éxito.

También ofrecemos la realización de otras pruebas específicas durante el embarazo:
• Doppler obstétrico.
Amniocentesis (procedimientos invasivos).
• Ecocardiografía fetal.
• Perfil biofísico fetal.
• Consulta genética.

Cada gestante debe ser estudiada e informada de forma individual aplicando los métodos diagnósticos adecuados a cada caso concreto.

Así que si estás embarazada, te invitamos a que vengas a visitarnos a la Clínica López-Menéndez (CLM), donde nuestros especialistas harán un seguimiento de tu caso, dedicándote todo el tiempo y el mimo que te mereces.

DTCO PRENATAL EN SANGRE MATERNA

En la Clínica CLM hemos incorporado el análisis del ADN del feto en la sangre de la mujer embarazada, evitando el riesgo de pérdida de embarazo que supone la amniocentesis.

Esta novedosa técnica de diagnóstico genético avanzado, junto con la ecografía del primer trimestre y el test combinado, proporcionará a la mujer suficiente información sobre el riesgo de Sd de Down, Sd de Edwards y el Sd de Patau. Con esta información dispondremos de una gran seguridad para prescindir de la amniocentesis y así evitar el riesgo de perder tu embarazo.

El síndrome Down es una de las anomalías cromosómicas más frecuentes, caracterizado por la aparición de un cromosoma 21 extra (haciendo un total de tres cromosomas 21). El síndrome de Down presenta una incidencia de, aproximadamente, 1 por cada 800 nacimientos. Los individuos afectos presentan un fenotipo facial característico, la mayoría presentan retraso mental y algunos presentan, además, anomalías multiorgánicas.

Los síndromes de trisomía 13 (Patau) y 18 (Edwards) cursan con un cuadro polimalformativo severo, con una alta tasa de muerte perinatal, y una frecuencia de, aproximadamente, 1/5000 nacidos cada uno.

El sistema de cribado prenatal no invasivo de las trisomía de los cromosomas 21, 18 y 13 se realiza analizando el ácido desoxirribonucleico (ADN) fetal presente en la sangre materna, permitiendo informar acerca del número de copias de cromosoma 21, 18 y 13 en el ADN del feto.

Este método no es invasivo, no tiene riesgos para el feto y es extremadamente sensible, con una precisión de detección aproximada del 99%. Para realizarlo sólo es necesaria la obtención de 5-10 ml de sangre materna.

AMNIOCENTESIS

Consiste en puncionar el abdomen de la madre, con una aguja muy fina, hasta llegar a la cavidad amniótica y extraer un poco de líquido amniótico que se envía al laboratorio.

En este líquido hay células fetales que pueden estudiarse para conocer distintos problemas del feto. Esta prueba se realiza a partir de la semana 15-16 de embarazo.

La utilización más frecuente de esta prueba es para saber si el feto padece enfermedades cromosómicas (como el Síndrome de Down), pero también en casos especiales, para saber si el feto tiene enfermedades hereditarias, problemas de espina bífida, infecciones o para conocer su madurez pulmonar.
En caso de alteraciones cromosómicas, existe la posibilidad de saber el resultado completo en tres semanas, pero actualmente, hay procedimientos para conocer en 48 horas laborables, un avance muy significativo del resultado total, mediante técnicas muy sofisticadas como la QF-PCR o el FISH. La seguridad del resultado es muy próxima al 100%.
El problema que plantea esta prueba es que tiene un riesgo de aproximadamente el 1% de perder el feto por complicaciones de la misma.

CRIBADO O SCRENNING PRENATAL

“EBA Screening” es el término que se usa para describir las pruebas de cribado llevadas a cabo para identificar, entre la población general de gestantes aparentemente sanas, aquellas que tienen mayor riesgo de que el feto porte una alteración cromosómica, la cual podría ser reconocida mediante una prueba diagnóstica.

Test combinado del primer trimestre: Esta prueba consiste en realizar una ecografía en la semana 11- 12, aproximadamente, midiendo una zona del feto que es llamada translucencia nucal y hacer unos análisis de sangre de dos sustancias: el PAPP-A y la B-HCG, a lo que añadimos la edad materna.

En CLM realizamos el screening prenatal para la detección de anomalías cromosómicas.

La incidencia de las alteraciones cromosómicas es de un 4-5% de todas las gestaciones, siendo responsable de una alta letalidad embrionaria y fetal. Constituyen el 1-2% de todos los defectos congénitos.

Mediante estos cuatro parámetros podemos calcular la probabilidad de tener un feto con una alteración cromosómica mediante un programa informático y realizar la amniocentesis solo en aquellos casos que lo justifiquen. Nosotros recomendamos realizar la amniocentesis cuando la probabilidad es superior a 1/250, con este criterio la sensibilidad de la prueba es del 90%.

DIAGNÓSTICO DE MALFORMACIONES

Aproximadamente a las 20 semanas, se realiza la ecografía para conocer si el feto padece malformaciones morfológicas, como por ejemplo espina bífida o malformaciones del corazón.

Para realizar esta ecografía es necesario personal acostumbrado a realizar estas ecografías, puesto que las malformaciones son difíciles de ver y como además son poco frecuentes, solo el personal que se dedica a este trabajo, conoce la mayoría de las imágenes sospechosas. También es necesario un ecógrafo de alta calidad y dedicarle el tiempo necesario para recorrer todo el feto.

Probablemente esta ecografía es la más importante que se realiza en el embarazo.

CORZON

Imágen ecográfica en doppler del corazón fetal
Entendemos por diagnóstico prenatal el conjunto de pruebas durante el embarazo, que nos harán conocer si el feto padece enfermedades que pueden condicionar desfavorablemente su calidad de vida futura.
Hoy en día puede conocerse si un feto padece enfermedades como el Síndrome de Down o enfermedades hereditarias como la hemofilia o malformaciones como la anencefalia, mediante distintas pruebas.

 

RECOMENDACIONES DIETÉTICAS DURANTE EL EMBARAZO

El aumento de peso a lo largo del embarazo debería ser de 9 a 10 kg para mujeres con normopeso. La ganancia puede ser algo superior en el caso de gestantes muy altas o con bajo peso. Las mujeres con sobrepeso u obesidad deberían ganar de 6 a 7 Kg. El incremento de peso en el primer trimestre suele ser de 1 ó 2 kg de media y el resto de kilos se aumentan equitativamente entre los otros dos trimestres del embarazo.

Nuestras recomendaciones dietéticas:
– Reparta bien las comidas a lo largo del día. Es recomendable hacer 5 ó 6 ingestas: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
– Evite picar entre horas para no fomentar un aumento de peso exagerado.
– Para mejorar las digestiones y prevenir el reflujo, mastique bien los alimentos, coma tranquilamente y no se estire inmediatamente después de las comidas.
– Procure que la dieta sea variada, consuma la mayor diversidad de alimentos posibles. Hay que comer de “todo” y no “abusar” de nada.
– Es recomendable consumir diariamente productos lácteos. Deben incluirse en la dieta desde el principio del embarazo. Por su menor contenido en grasa, la leche más adecuada es la semidesnatada. El yogur y los quesos elíjalos bajos en grasa.
– Las frutas, ensaladas y verduras deben ser habituales y abundantes en la dieta.
– Debería incluir el pescado (blanco y azul) por lo menos dos o tres veces a la semana.
– Elija carnes magras: ternera, pollo (sin piel), pavo, conejo, caballo, buey, codornices, perdices, jabalí, liebre, lomo o solomillo de cerdo.
– Puede tomar 3 ó 4 huevos a la semana.
– No debe abusar del pan, el arroz, la pasta, la patata y las legumbres, pero tampoco deben suprimirse. La cantidad dependerá de la evolución del peso y la actividad física que realice.
– Utilice el aceite de oliva como grasa principal en la elaboración de los platos. También puede utilizar el de girasol, maíz o soja.
– Varíe la forma de cocción de los alimentos, potenciando aquellas que precisen menos aceite: plancha, salteados, crudo, vapor, hervidos, horno, brasa, parrilla o papillote. Use moderadamente frituras, rebozados, empanados, estofados y guisos.
– Para dar más sabor a los alimentos sin aumentar su aporte calórico, puede usar condimentos como la sal (con moderación y preferiblemente yodada), pimienta, limón, orégano, laurel, perejil, comino, ajo, mostaza, etc.
– El agua es la mejor bebida. Las comidas deben acompañarse siempre de agua. Beba 1-1,5 litros de agua al día (unos 5-8 vasos).
– Están totalmente desaconsejadas las bebidas alcohólicas.
– Controle el consumo de cafeína. Para ello, limite el consumo de colas y no tome más de una o dos tazas de café o té al día.
– Los zumos de fruta y las bebidas refrescantes aportan grandes cantidades de azúcar. Por este motivo, es preferible tomar zumos naturales que no contengan más de dos piezas de fruta.
– Para evitar una ganancia de peso excesiva, intente limitar al máximo el consumo de azúcar, miel, caramelos, bollería, repostería, pastelería, etc.

BIENESTAR FETAL ANTEPARTO

Mediante esta técnica controlamos la frecuencia cardiaca fetal y las contracciones maternas.
Durante el embarazo nos permite saber si el grado de oxigenación fetal es el adecuado, o si el feto puede estar sufriendo un periodo de falta de oxigenación.
Este procedimiento lo utilizamos en todos nuestros partos.

monitor ctg

ANEMIA Y EMBARAZO

La anemia es la disminución de hemoglobina o del número de glóbulos rojos en la sangre. Los glóbulos rojos son, por otra parte, los encargados de transportar el oxígeno a todas las células de cuerpo.

Durante el embarazo es algo frecuente sufrir anemia, aunque normalmente no tiene porqué suponer una complicación seria.

 TIPOS Y CAUSAS DE LA ANEMIA

Las causas de la anemia pueden ser de diversa índole, por ejemplo por una causa genética, como consecuencia de una pérdida abundante de sangre o por deficiencias de vitaminas o nutrientes en el organismo (por ejemplo, hierro o vitamina B12). Otras de las causas pueden ser que el feto consume gran parte del ácido fólico de la madre o el hecho de que durante el embarazo, la madre posee una mayor cantidad de sangre circulando en el organismo, con lo cual los glóbulos rojos se diluyen en ella.

Durante el embarazo, los tipos de anemia más comunes son la ferropénica, causada por la falta de hierro, y la megaloblástica, falta de vitamina B.

Algunas estadísticas apuntan que aproximadamente el 90% de las anemias que se dan durante el periodo de gestación se deben a la falta de hierro.

Otra posible clasificación de los tipos de anemia sería según el grado que va desde una anemia leve hasta un caso severo.

 SÍNTOMAS DE LA ANEMIA

Los síntomas de la anemia también vendrán determinados por el grado de la misma. No obstante, entre los síntomas más frecuentes se encuentran:
– Fatiga.
– Somnolencia.
– Taquicardia.
– Palidez.
– Sudoración.
– Dificultades respiratorias.

Hay que tener especial cuidado, ya que algunos de estos síntomas, se pueden confundir con los propios de una mujer embarazada.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LA ANEMIA

El diagnóstico se determinará tras un análisis de sangre. El tratamiento es sencillo ya que se trata de reponer al organismo lo que la causa, es decir, dotar al organismo de hierro o de vitamina B12. No obstante, es recomendable mantenerse alerta y consultar al doctor para que lo que, en un principio es un caso leve, no se convierta en uno severo.

Preguntas más frecuentes durante el embarazo