3 generaciones         SIGNO MUJER            anatomia 2

INTRODUCCIÓN

La ginecología es la parte de la medicina que se encarga del estudio tanto del funcionamiento como de las enfermedades del aparato reproductor de la mujer. La ginecología también se encarga de algunos aspectos del embarazo y del parto.

En la Clínica López-Menéndez facilitamos a las mujeres un amplio servicio en pruebas ginecológicas: (ver también en apartado de pruebas ginecológicas)Ecografías abdominal, vaginal y mamaria, mamografía, densitometría, histeroscopia….

La ECOGRAFIA ABDOMINAL consiste en un instrumento que emite ondas ultrasónicas, éste se pasa sobre el abdomen de la mujer embarazada, de esta manera se puede apreciar el tamaño y forma del feto, así como en mujeres no embarazadas para valorar alguna complicación o enfermedad como, quistes, miomas, pólipos, tumores… La ecografía abdominal no causa dolor, es rápida, sencilla e indolora no conlleva peligro de exposición a rayos x. La única desventaja es que la mujer tiene que mantener la vejiga llena de agua durante la ecografía.

La ECOGRAFIA VAGINAL es un instrumento que emite ondas ultrasónicas pero, que a diferencia del caso anterior, se introduce directamente en el interior de la vagina, logrando una mayor calidad de la imagen. La ecografía vaginal está indicada para la mujer embarazada de pocas semanas de gestación. Es la prueba de imagen que se usa más habitualmente en todas las revisiones ginecológicas.

La ECOGRAFIA DE MAMA estudia las características de la glándula mamaria por ultrasonidos y nos ayuda a completar la exploración de la misma, siendo totalmente inocua.

Tanto en Ecografías abdominales y vaginales y en mama en CLM cuentan con los ecógrafos de última generación para poder ampliar cualquiera de los estudios a imágenes en 3 dimensiones si fuera necesario, para mejorar la mejora en el diagnostico de todos los problemas ginecológicos que se presenten.

Prevención Anticoncepción  Menopausia  Patología

REVISIÓN GINECOLOGICA ANUAL

revisn ginecologica

El principal objetivo de las revisiones ginecológicas es detectar a tiempo el cáncer de útero, orientar sobre anticoncepción, aconsejar en problemas de fertilidad, prevención en los tratamientos de las enfermedades sexuales, aclarar y tratar dudas en las mujeres que se encuentran en la etapa de la menopausia, etc.

La revisión ginecológica incluye:
• Visita con un ginecólogo
• Exploración general y ginecológica
• Exploración mamaria con instrucciones para la autoexploración
• Citología

En la Clínica López-Menéndez ¡Te queremos ayudar! Hazte revisiones para detectar problemas a tiempo. Los especialistas están de acuerdo en que las revisiones ginecológicas son imprescindibles y ayudan a conservar la salud, modificar hábitos perjudiciales y aumentar nuestra calidad de vida.

En CLM queremos ofrecerte un servicio personalizado y nos esforzamos día a día por darte un servicio integral durante todas las etapas de tu vida.
Desde hace más de 40 años ofrecemos una medicina personalizada y en equipo de buena calidad. La Clínica de Ginecología CLM es considerada un centro de referencia, no sólo por su elevado nivel tecnológico y calidad asistencial, sino también por su reconocido compromiso con los problemas de sus pacientes.

Toda mujer debería acudir periódicamente a un exámen ginecológico completo con finalidad preventiva con varios objetivos, por una parte, realizar un diagnóstico precoz de las diferentes patologías y aplicar su oportuno tratamiento y por otra, identificar en cada paciente diferentes factores de riesgo personales o familiares.
Durante la visita, su ginecólogo le realizará una serie de preguntas encaminadas a buscar factores de riesgo o signos de alerta, además de factores personales o familiares de relevancia. La visita ginecológica se suele complementar de una exploración física de los principales órganos a estudio.

Tanto las preguntas que se realizan, así como la exploración física nos orientan en la selección de las pruebas complementarias disponibles en nuestras instalaciones para completar el estudio médico, entre las que destacamos por su frecuencia (ver pruebas diagnosticas):
– La citologia exo-endocervical.
– Ecografía vaginal/abdominal.
– Mamografía.
– Ecografía mamaria.
– Análisis clínicos.
– Colposcopia. Determinación del virus el papiloma humano.
– Densitometría Ósea.
– Histeroscopia diagnóstica.

Además de estas pruebas complementarias, disponemos de otras pruebas más específicas en el caso de sospechar algún desorden en los diferentes órganos estudiados


En CLM te ofrecemos la comodidad de realizarte todas las pruebas necesarias en la misma Clínica.


 

PREVENCIÓN DEL CÁNCER GENITAL FEMENINO

Citología HPV Vacuna Colposcopia Conización prevencion cancer ginecologico

Todas las mujeres que son, o han sido sexualmente activas, deben acudir al ginecólogo para realizar un chequeo anual que incluye una citología o prueba de Papanicolau y una exploración pélvica.
A diferencia de otros tipos de cáncer, el de cuello de útero no es hereditario, y en la mayoría de los casos se detecta la presencia del virus del papiloma humano (VPH o HPV por sus siglas en inglès). Es un virus muy común que se transmite con facilidad por vía sexual y que no acostumbra a tener síntomas. Existen más de 100 tipos de HPV y, generalmente, en el 90% de los casos este virus desaparece espontáneamente, pero algunos de ellos son los causantes de la mayoría de cánceres de cuello uterino.

CITOLOGIA

La citología vaginal que se efectúa en los chequeos ginecológicos es un método muy eficaz para la prevención del cáncer de cuello uterino. Es un procedimiento muy sencillo y no debe confundirse con una biopsia pues no se “quita ningún trocito” del cuello uterino, tal como dicen muchas pacientes no informadas. Simplemente se toma flujo de la vagina y células que se desprenden en superficie de la parte externa del cuello y canal del cuello uterino sin ninguna molestia, salvo la incomodidad mínima del espéculo vaginal, que se utiliza para poder visualizar estos órganos genitales.

toma citologia

En España se diagnostican alrededor de 2000 nuevos casos de cáncer de cuello uterino al año.
Cada año en España mueren alrededor de 740 mujeres debido a esta enfermedad.
Estas cifras son mucho menores que las de otros países, gracias a los programas de cribado (citología) y al diagnóstico temprano de las llamadas lesiones precursoras del cáncer de cuello uterino. Esto nos permite actuar en una fase temprana de la enfermedad y llevar a cabo un tratamiento más conservador curativo y con menos consecuencias a corto, medio y largo plazo para la mujer.

La citología cervical es la única técnica validada para el cribado poblacional del cáncer de cuello uterino.
Dependiendo del resultado de esta, vamos a saber que mujeres necesitan pruebas diagnósticas complementarias (colposcopia, cultivo del HPV, biopsia,…). Este método diagnóstico está sometido a muchas criticas debido a que tiene un 20 % de falsos negativos. Las causas más frecuentes de los falsos negativos son la toma incorrecta y los errores de interpretación, por eso es una técnica que aunque sencilla debe ser realizada por personal preparado. También hay que señalar que existen tipos de cáncer de cuello (adenocarcinoma) en los cuales el diagnóstico por citología es más difícil. A pesar de esto último, el amplio uso de la citología ha reducido la incidencia y la mortalidad del carcinoma de cuello uterino

citologia

El ginecólogo le facilitará siempre un informe del resultado de la citologia analizado y firmado por un citólogo capacitado.
El resultado podrá ser el siguiente:
• Frotis de características celulares normales
• Frotis de características inflamatorias (requiere estudio complementario: colposcopia)
• Frotis con alteraciones infecciosas: Hongos, tricomonas, gardnerella, etc
• CASI (células atípicas de significado indeterminado)ASCUS o AGUS, por sus siglas en inglés). Estos cambios pueden deberse a infección con el VPH, pero también pueden significar que hay cambios precancerosos.
• Células escamosas atípicas (ASC-H por sus siglas en inglés): esto significa que se han encontrado cambios anormales y pueden ser lesión intraepitelial de alto grado
• Células glandulares atípicas (CGA): se observan cambios celulares que sugieren precáncer de la parte superior del canal cervicouterino o dentro del útero.
• Frotis con alteraciones de tipo displásico: CIN I o SIL de bajo grado
• Frotis con alteraciones de tipo displásico: CIN II y CIN III o SIL de alto grado
CIN III / Carcinoma in situ
Carcinoma invasor

En las alteraciones el citólogo puede diagnosticar (en citologías anómalas) asociación del virus del papiloma humano.
Las lesiones precancerosas de cuello uterino e incluso los carcinomas in situ suelen ser asintomáticas.

Con la citología y la colposcopia (prueba sencilla, no dolorosa, que permite ver el cuello del útero con un microscopio de aumento) la detección y el diagnostico del cáncer genital femenino se ve considerablemente facilitada. Cuando es necesario confirmar una lesión neoplásica del cuello uterino se debe practicar una biopsia, que se realiza ambulatoriamente.

Hoy en día se disponen de muchas opciones terapéuticas para el tratamiento de las lesiones preinvasoras del cuello uterino, incluso algunas son tratamiento ambulatorio como la criocoagulación .

En CLM disponemos de gran experiencia en el empleo de la crioterapia en el tratamiento de lesiones de cuello uterino. Esta es una modalidad terapéutica ambulatoria ideal en lo que afecta a la comodidad de la paciente.

En la actualidad se acepta que, el cáncer de cuello uterino es una enfermedad de transmisión sexual por Virus del Papiloma Humano. Afortunadamente existe una vacuna eficaz y segura contra los virus 16 y 18 de alto riesgo para el cáncer de cuello de útero y los virus 6 y 11 que producen las verrugas genitales. No obstante y dado que existen otros virus de alto riesgo, además del 16 y 18 las mujeres vacunadas deben continuar con los chequeos ginecológicos para una mayor prevención del cáncer genital femenino.

Principales Síntomas:
• Cambios en la secreción vaginal o leucorrea
• Flujo sanguinolento
• Coitorragia
• Coitalgia

HE20X

 

 VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (HPV)

logo hpv               toma hpv

La infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) se está convirtiendo en uno de los problemas epidemiológicos de salud más importantes a nivel mundial. De los más de 100 tipos de virus que incluye la familia HPV, en tan sólo 30 se ha podido demostrar la transmisión sexual, y no todos ellos son de alto riesgo para padecer cáncer de cuello uterino. Los llamados de bajo riesgo se asocian a verrugas genitales.

La prevalencia del VPH en la mujer española es del 8-10% siendo más frecuente en mujeres menores de 30 años. El virus se transmite con facilidad por contacto sexual, por lo tanto el riesgo de contagio está relacionado con el comportamiento sexual de la mujer.

Las infecciones por este virus en la gran mayoría de los casos son de curso silente (a excepción de las verrugas genitales), lo que quiere decir que la mujer no nota nada, por lo cual su diagnóstico acontece cuando se encuentra alguna alteración en la citología realizada cuando la mujer acude a la revisión ginecológica. Hoy en día se realiza la vacunación sistemática de niñas contra el HPV.

Pero,¿qué pasa con las mujeres que no están incluidas en ese calendario vacunal?¿deben vacunarse?. De los dos tipos de vacunas que hay en el mercado ¿cuál es la apropiada para mi?. Hay estudios que afirman que la vacunación de las niñas y mujeres no incluidas en los programas de vacunación sistemática permitiría una reducción mayor y a más corto plazo del número de casos de enfermedades asociadas al HPV.

Para saber que vacuna elegir lo indicado sería saber si se está infectada o no, y en caso de estarlo escoger la vacuna más apropiada para el tipo de virus que se tiene.

La Clínica Ginecológica CLM dispone de los medios diagnósticos necesarios para determinar si una mujer esta infectada por el virus del papiloma humano y por que clase de virus y así poder recomendar tanto el tratamiento, seguimiento como tipo de vacunación individualizado.

Consiste en la realización de un cultivo especial a nivel del cuello uterino para diagnosticar la infección por este virus y así saber de que tipo de virus se trata en los casos que nos dé positivo.

Esto nos permite saber si la paciente es portadora de un tipo de alto riesgo o de bajo riesgo y así aplicar las medidas terapeúticas oportunas.

¿Cómo se transmite el VPH?

Fundamentalmente se transmite por contacto genital (tanto si se da una relación sexual completa como si no), y tanto los hombres como las mujeres pueden ser portadores sin saberlo.
Además, hay algunos factores y hábitos de riesgo que es importante tener en cuenta, como el tabaquismo, iniciarse precozmente en las relaciones sexuales, no usar la protección adecuada, no llevar un control ginecológico correcto, etc.

¿Cómo se detecta el VPH?

imagen hpv 3

Mediante una citología del cérvix (cuello del útero) podemos detectar si se han dado cambios en las células del cuello del útero. Por eso es fundamental que acudas a tus revisiones anuales, ya que son la mejor manera de prevenir cualquier problema.
En la Clínica La Marquesina nuestro objetivo es conseguir que el mayor número de mujeres se vacunen para así poder protegerlas del cáncer de cuello de útero. Para conseguirlo, es importante que todo el mundo conozca perfectamente las causas de esta enfermedad y que existe una vacuna para prevenirla.

Además, ahora son más las mujeres que pueden estar protegidas frente a esta enfermedad, ya que se ha demostrado la eficacia de esta vacuna en mujeres de hasta 45 años.
En la mayoría de cánceres de cuello de útero se detecta la presencia del virus del papiloma humano (VPH), un virus muy común que se transmite fácilmente por vía sexual. La vacuna contra el cáncer de cuello de útero permite proteger a la mujer ante la infección de los tipos de VPH que puedan conducir al cáncer.
En la Clinica la Marquesina luchamos cada día para poder prevenir más casos de cáncer de cuello de útero. Súmese a nuestro esfuerzo haciendo llegar este mensaje a las mujeres de su entorno y, entre todos, lograremos salvar la vida de muchas mujeres.

 LA VACUNA DEL VPH

vacuna hpv

El origen vírico de la mayoría de casos de cáncer de cuello uterino ofrece la posibilidad de prevenir tanto el contagio del virus como las lesiones precursoras del cáncer, gracias a la vacuna frente al VPH, aunque debe recordarse que no es una vacuna contra el cáncer en sí mismo.
La vacuna es especialmente importante en los adolescentes, ya que éstos se pueden infectar cuando empiezan a ser sexualmente activos.

La vacuna frente al VPH protege de la infección futura producida por los tipos de alto riesgo de VPH que pueden conducir al cáncer. Con la vacuna se inyectan unas partículas similares a los virus que producen una respuesta del sistema inmunitario, de tal manera que el cuerpo de la persona vacunada produce y acumula anticuerpos que pueden reconocer y atacar específicamente a esos tipos de los virus VPH.

La vacuna está recomendada en adolescentes de ambos sexos de 9 a 15 años de edad y en mujeres de 16-26 años preferentemente antes del inicio de las relaciones sexuales. Además, ya se dispone de datos preliminares de eficacia y seguridad en mujeres de 26-45 años de edad. Una vez se finalice el estudio en este grupo de mujeres se procederá a solicitar la ampliación de indicación a las autoridades competentes e incluso a la inclusión de los varones.

La pauta de vacunación es flexible siempre que se respete:
• Intervalo mínimo entre primera y segunda dosis de al menos 1 mes.
• Intervalo mínimo entre segunda y tercera dosis de al menos 3 meses.
• Debe estar completada en el periodo de un año.

La pauta recomendada tras la primera dosis es revacunarse a los 2 y 6 meses.

La vía de administración es intramuscular, preferentemente en la en la parte superior del brazo (región deltoidea) o en la parte superior del glúteo (zona anterolateral).

Como efectos secundarios puede provocar enrojecimiento, molestias musculares leves o fiebre leve en un reducido porcentaje de casos.
Esta vacuna permite realizar una prevención previa al estadio en que las lesiones son detectadas por citología o biopsia. Sin embargo, la revisión ginecológica anual sigue siendo imprescindible para controlar la salud de las mujeres y en particular para detectar tipos de cáncer de cuello de útero no asociados a los tipos contra los que protege la vacuna. Es fundamental hacer hincapié en que la vacuna protege frente a los virus que son responsables del 70% de los cánceres de cuello de útero, por lo tanto es importante detectar mediante la citología una posible alteración atribuible a un tipo de virus no incluido en la vacuna.

COLPOSCOPIA

Consiste en la visualización del cuello uterino y la vagina a través de lentes de aumento (colposcopio).
Está indicada fundamentalmente en pacientes con citología anormal. Es una prueba bien tolerada por las pacientes. Para la visualización de las posibles lesiones cervicales y/o vaginales se deben realizar tinciones específicas y saber interpretar las imágenes que aparecen.

Biopsia Cervical dirigida mediante colposcopia : Cuando se objetivan lesiones cervicales mediante la colposcopia, si son sospechosas de patología cervical ( lesiones premalignas o malignas) se deben biopsiar.

Las lesiones premalignas se clasifican en los siguientes tipos:
LSIL ( CIN 1 )
HSIL ( CIN 2 y 3)

Normalmente cuando a una paciente se diagnostica de CIN 1 la actitud terapeútica consiste en la observación y seguimiento de la paciente con controles citológicos seriados durante dos años, ya que en un porcentaje elevado las lesiones desaparecen espontáneamente.

Cuando el diagnóstico es de un CIN 2 ó 3 se realizan tratamientos escisionales (conización). La principal ventaja de estos tratamientos es que permiten obtener tejido cervical para un estudio histológico exhaustivo.

colposcopia 2     colposcopia 4     colposcopia<

IMAGENES DE COLPOSCOPIAS

CONIZACIÓN

Cuando el ginecólogo obtiene un resultado anómalo de las biopsias del cuello del utero, en determinados casos, se requiere obtener un mayor fragmento de tejido del cuello del útero, para segurar un diagnóstico o para tratar el problema; y se le propone a la paciente la realización de una conización.

Hay dos tipos de técnicas:

CONIZACION CON VISTURÍ ELECTRICO (ASA LLETZ)

Es una una unidad electroquirúrgica que permite cortar y coagular al mismo tiempo la zona de cuello uterino que queremos extirpar. Hay distintos tamaños de asas cuya elección depende de las características del cuello y del tamaño y localización de la lesión a tratar.

CONIZACION CON VISTURÍ FRIO:

Requiere mayor tiempo quirúrgico , tiene más complicaciones (sobre todo hemorrágicas ) y produce mayor distorsión anatómica del cérvix lo que puede dificultar el control posterior de estas pacientes. Hoy debido a esto sus indicaciones han quedado relegadas al tratamiento de las lesiones glandulares y a cuando tengamos una sospecha de microinvasión.

Con respecto al tratamiento de los condilomas acuminados señalar que disponemos de la opción quirúgica local o del tratamiento médico tópico con diversos medicamentos.
La opción de escoger la opción terapeútica adecuada dependerá de la localización, tamaño y la antigüedad de las lesiones.

VER PREGUNTAS MAS FRECUENTES:

 

 ANTICONCEPCIÓN

cara chica joven 2

CLM dispone de métodos modernos y eficaces, tanto para mujeres jóvenes como en la perimenopausia, época que tanto asusta a la mujer tener un embarazo no deseado.
Hoy podemos decir que existe una solución a cada problema, sólo hay que escuchar a la paciente y tener los conocimientos en anticoncepción actualizados.
De tantas posibilidades que tenemos, píldoras diferentes, anillo vaginal, dispositivo intrauterino, parche transdérmico, etc, hay que saber elegir el mejor para cada paciente. Por ejemplo, la píldora oral no conviene a todas las mujeres o la píldora de dosis baja no es recomendable para jóvenes que toman anticonvulsivantes.

Las jóvenes con acné o las que presentan mucho vello tienen un tratamiento específico. Para las fumadoras que no quieran o no puedan dejar de fumar tenemos que recetar píldoras de dosis muy bajas, con la menor cantidad eficaz de estrógenos, para evitar las posibles trombosis.

En las mujeres después de los 35-40 años que no quieren conservar su fertilidad la mejor opción es la esterilización (se debe favorecer la vasectomía). Si a pesar de todo quieren conservar la fertilidad se puede ofrecer dispositivo de Progesterona (Mirena® o Jaydessse®).

Hormonal DIU Definitiva Emergencia

ANTICONCEPCIÓN HORMONAL

Anticoncepción Hormonal combinada con Estrógenos y Progesterona.

Su ginecólogo conocedor de su historia clínica y hábitos le recomendara la opción más adecuada para usted.
La usuaria de cualquiera de estos métodos debe conocer que estos tratamientos aportarán mejoría en otros aspectos,como la regularización del ciclo, el tratamiento de anemia ferropénica, la disminución de la incidencia de enfermedades benignas de la mama, de enfermedad inflamatoria pélvica, la disminución de quistes ováricos, la mejoría de acné, la seborrea e hirsutismo, la disminución del riesgo de cáncer de ovario y de endometrio, de endometriosis.

Así mismo le informará de los efectos secundarios más comunes de caracter leve, de aquellos medicamentos que puedan disminuir su eficacia y de que no está justificado realizar descanso en su utilización.
Los tipos más frecuentes son:
– Oral: Píldora.
– Transdérmica Parche anticonceptivo (Evra®).
– Vaginal: Anillo vaginal ( Nuvaring®).

ACO PARCHE ANILLO VAGINAL

Hormonal sólo con gestágenos (progesterona)

Método idóneo para puerperio y lactancia y en otras situaciones en que esté contraindicado el uso de estrógenos.
Es recomendable informar a la paciente sobre la alteración en el patrón de sangrado para que sus irregularidades sean mejor toleradas.

Puede ser administrado por las siguientes vías:
Oral :Minipildora (Cerazet® , Desopop®, …).
Intramuscular (Depoprogevera) De uso trimestral ,estaría indicado especialmente en los casos en los que por razones psíquicas o sociales exista dificultad para el cumplimiento de las pautas de tratamiento.
Implantes dérmicos (Implanon,Jadelle):a modo de varillas que su ginecólogo a través de una mínima incisión insertará en su brazo en consulta.
DIU con Sistema intrauterino de liberación de levonorgestrel (Mirena® o Jaydessse®)su utilización aporta otros beneficios adicionales no anticonceptivos, entre ellos el tratamiento de las menorragias.

IMPLANTE SC

Anticoncepción hormonal en la perimenopausia

El patrón hormonal de este periodo se caracteriza por un descenso de los niveles de estógenos que condicionará un acortamiento del ciclo, que puede ser la primera evidencia de la proximidad de la menopausia , podrán acompañarse de sofocos y alteraciones emocionales y de inicio de perdida de masa osea.
La gestación en este periodo no suele ser deseada, o si existe se observa un incremento de la mortalidad materna y perinatal .Por ello la edad en sí misma no debe ser una contraindicación para el tratamiento anticonceptivo hormonal, sino todo lo contrario, aunque tendremos presente que esta etapa puede coexistir otros problemas de salud que nos hará sopesar riesgos/beneficios.
El método anticonceptivo hormonal,ofrecerá alta seguridad, controlará las alteraciones del ciclo, tratamiento de la sintomatología climatérica, protección de la osteoporosis.

 

DIU ( Dispositivo IntraUterino)

Los Dius pueden tener Cobre o sistema de liberación hormonal de levonorgestrel (Mirena® o Jaydessse®)

Los usados tradicionalmente son liberadores de cobre de diferentes cargas.

Su ginecólogo le asesorará sobre el día del ciclo más conveniente para su inserción en consulta. Resulta un método de alta eficacia, y bajo coste económico, se valorará si existe alguna contraindicación para su uso, como pueden ser patología infecciosa u oncológica genital, hemorragia genital sin filiar, alteraciones anatómicas uterinas, bien sean adquiridas o congénitas, etc.

DIU 5 DIU 4 DIU 3

DIU 2 DIU 1 ECO DIU

 

ANTICONCEPCIÓN DEFINITIVA

LIGADURA DE TROMPAS

La Ligadura de trompas podrá realizarse por minilaparotomia, por laparoscopia (ver sección endoscopia) siendo ésta ultima la que permite una rápida realización, con menores cicatrices ,mínima estancia hospitalaria y pronto restablecimiento de actividad habitual.
Su tasa de éxito la convierten en una de las opciones más seguras de anticoncepción. Si bien el enfoque al seleccionar esta técnica de anticoncepción es el de no tener más hijos, con las nuevas técnicas de reproducción asistida se puede quedar embarazadas mujeres a las que se les ha realizado la ligadura de trompas.

ligadura rompas

DISPOSITIVO INTRATUBÁRICO

Representa el último avance en anticoncepción. Su ginecólogo colocará en cada una de las trompas un dispositivo que las obstruirá de manera irreversible.
Estos dispositivos serán colocados mediante histeroscopia, de forma ambulatoria sin ingreso en la Clínica Ginecológica CLM (Ver sección endoscopia). Es un método más efectivo que la ligadura de trompas que no requiere intervención quirúrgica. Totalmente ambulatorio.

Se trata de un dispositivo que, colocado en el interior de las trompas uterinas, consigue su obstrucción de forma permanente e irreversible.

Son candidatas aquellas mujeres:
• Con deseo firme de contracepción definitiva, para lo cual deberán dar su consentimiento verbal y escrito.
• Que no deseen someterse a anestesia general
• Preocupadas por los efectos secundarios de otros métodos
• Con riesgo vital en caso de futuros embarazos
• Con deseo de rápida recuperación

A diferencia de la ligadura de trompas convencional por laparoscopia, se realiza sin anestesia, sin ingreso y sin heridas de ningún tipo. El procedimiento dura alrededor de 20 minutos y entre media y una hora la mujer es dada de alta. El postoperatorio es prácticamente nulo: no hay restricciones en su actividad posterior, aunque se recomienda reposo el resto del día y evitar esfuerzos físicos las siguientes 24 horas. Así, la reincorporación a la vida laboral y familiar es inmediata.

El titanio es un material del que actualmente se dispone amplia experiencia en forma, p.ej. de prótesis de cadera y rodilla e implantes dentarios. No causa ningún problema a la hora de someterse a pruebas como un scaner o una resonancia magnética. No causa dolor ni altera la menstruación. No interfiere en las relaciones sexuales.

El control de la colocación se lleva a cabo a los 3 meses con una radiografía de abdomen, periodo durante el cual se aconseja que la pareja mantenga su método contraceptivo habitual.

Hasta la fecha los resultados son excelentes, con un 99.9% de éxito en la prevención de embarazos.

En el caso de que la colocación no sea factible por anomalías del trayecto de las trompas, por espasmo de alguna de las mismas o imposibilidad técnica, se proponen dos alternativas: diferir la colocación a un segundo intento o realizar una ligadura de trompas por laparoscopia en el mismo momento.

En la actualidad se halla aprobado desde 2001 en la Comunidad Europea, Canadá, Singapur y Australia. Y por la FDA en Estados Unidos.

En resumen, sus principales ventajas son:
• Seguridad contraceptiva del método
• No necesidad de anestesia
• Rapidez y comodidad de aplicación. Ausencia de incisiones.
• Rareza de complicaciones
• Vuelta a la vida cotidiana de forma inmediata
• Ausencia de efectos secundarios

essure 1                 essure2
DIT7esp1 DITQ02 DIT5esp2

VASECTOMÍA

El método de anticoncepción definitivo para los hombres es la vasectomía.

Esta es una técnica quirúgica sencilla que se realizará de forma ambulatoria con anestésico local. Debe considerarse como un método irreversible, aunque cada vez es mas frecuente la petición de reversibilidad, se considera factible la recanalización dependiendo de la técnica utilizada y del tiempo transcurrido.

ANTICONCEPCIÓN DE EMERGENCIA

La anticoncepción de emergencia es la utilización de un fármaco o dispositivo para prevenir un embarazo tras un coito desprotegido.
Habitualmente se administra un fármaco vía oral dentro de las primeras 72 horas, cuyo mecanismo de acción sera antiimplantatorio, con una eficacia de 95% si es utilizado en las primeras 24 horas y una disminución sensible de su eficacia a partir de 72 horas

 

Consulta las preguntas más frecuentes sobre anticoncepción

 

MENOPAUSIA

IMAGEN 40 AÑOS preg frec

 


Mantener la calidad de vida. La menopausia y sus consecuencias. Menopausia natural.
• Tratamientos eficaces y personalizados para evitar perdida calidad de vida.
• Estudio de los factores de riesgo de Osteoporosis y prevención
• Evitar síntomas desagradables (osteoporosis, sequedad vaginal, sofocos).
• Prevención de arrugas cutáneas y manchas
• Última generación de Densitometro para valorar la masa ósea (osteoporosis)


Que y Cuando Tratamiento Calidad de Vida y Menopausia

 

¿Qué es la menopausia?

Es el periodo de la vida de la mujer en que cesa la menstruación y disminuye la producción de hormonas femeninas específicamente estrógenos y progesterona. En la menopausia, los ovarios reducen su producción hormonal llegando a una situación en la que son incapaces de mantener lo que el cuerpo necesita.

Suele aparecer en mujeres entre los 47 y 52 años y genera toda una serie de síntomas como pueden ser:
• Sofocación
• Sequedad vaginal / sequedad de la piel
• Autoestima
• Inapetencia sexual
• Tendencia al desánimo
• Mal humor
• Insomnio o sudores nocturnos

Estos síntomas de la menopausia presentan variaciones en cada mujer. La forma habitual y eficaz de tratar esta simptomología es con una terapia hormonal.
No todas las mujeres presentan todos estos síntomas, ni los padecen con igual intensidad.

Resumiendolos, los síntomas más habituales son:

A corto plazo: sofocaciones, insomnio, irritabilidad, palpitaciones, adormecimiento y hormigueo de miembros, dolores de cabeza, fatiga, disminución de la líbido, incremento del peso y dificultad para perder peso, aumento del vello, exceso de grasa en cuero cabelludo, caída del cabello…Estados de ánimo depresivos, tristeza, apatía, pérdida de sueño, de deseo sexual, dificultades de concentración…

A medio plazo: disminución del vello púbico, picor y quemazón en vulva, sequedad vaginal y molestias en las relaciones sexuales, micción frecuente, vaginitis de repetición e infecciones de orina de repetición.

Envejecimiento a largo plazo:
La osteoporosis se caracteriza por pérdida de masa ósea, alteración de la arquitectura ósea, aumento de la fragilidad ósea y consiguiente riesgo de fracturas.
El Riesgo Cardiovascular: Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en los países desarrollados. El descenso de estrógenos que tiene lugar en la menopausia está relacionado con cambios en los niveles de colesterol y otros lípidos y por consiguiente aumento del riesgo cardiovascular. Los factores de riesgo cardiovascular son: obesidad, alteraciones en los lípidos, hipertensión arterial, tabaco, vida sedentaria

Riesgo de enfermedad de Alzheimer: Es una lesión cerebral orgánica que origina cambios en la conducta y en la personalidad con progresiva pérdida de la memoria, del habla y otras manifestaciones.

¿Cuándo se debe acudir al médico?

En la perimenopausia, cuando se inicien los ciclos irregulares, en caso de que aparezcan hemorragias menstruales o pérdidas no relacionadas con el ciclo y cuando se tengan sofocaciones.

Además debemos considerar que en esta etapa de la vida, aumenta el riesgo de enfermedades crónicas: hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia, obesidad y de cáncer, tanto ginecológico: cáncer de mama, de útero y ovarios, como no ginecológico: pulmón y colorrectal.

La gran diversidad individual en la presentación de los síntomas hace que el objeto de las consultas sea muy diferente para cada mujer, y por tanto, la orientación y el tratamiento deben ser forzosamente personalizados.

Tratamiento

No siempre es necesario el tratamiento farmacológico, algunas mujeres pueden beneficiarse solo con medidas preventivas (higiénico-dietéticas).

En los últimos años se observa un interés científico creciente relacionado con la menopausia, problema actual no siempre abordado con la objetividad suficiente. De hecho, la controversia se basa sobre la necesidad o no de tratar de forma racional y con justificación científica un fenómeno “natural”.
En estos años, se ha avanzado tanto en la comprensión de los fenómenos endocrinos que sobrevienen con la menopausia, así como en el modo de acción de las hormonas ováricas, y en la forma de acción de las hormonas en el tratamiento hormonal, lo que conlleva a unas indicaciones más precisas y con dosis mínimas efectivas.

Al plantearse la necesidad de un tratamiento durante el climaterio no podemos olvidar que esta etapa evolutiva de la mujer, además de suponer el fin de la época reproductora, representa una insuficiencia hormonal, con repercusiones diferentes en cada mujer, lo que obliga a individualizar los tratamientos. Pero no todas las mujeres necesitarán tratamiento (ya sea hormonal o no), algunas les bastará con normas higiénico-dietéticas.

La finalidad de establecer un tratamiento durante el climaterio, tiene dos motivos:
• Tratamiento del síndrome climatérico.
• Prevención de las consecuencias orgánicas que el déficit hormonal conllevará tarde o temprano.

Tratamiento hormonal

El tratamiento hormonal actúa directamente sobre los problemas, en concreto:
• Evita las sofocaciones y los sudores que impiden dormir. El sueño vuelve a ser profundo y relajante, dando lugar a una mejora del estado de ánimo.
• La piel y las mucosas dejan de estar secas, lo que proporciona de nuevo una relación sexual satisfactoria.
• Evita que el hueso continúe perdiendo calcio.

En contra de lo que comúnmente se piensa, conviene aclarar que este tratamiento hormonal no hace crecer vello, ni aumenta el peso.
No hay riesgo de cáncer si no se sobrepasan los años aconsejados, a partir de 5 años, el riesgo podría aumentar un poco (no es estadísticamente significativo) en aquellas mujeres que precisan estrógeno y gestágeno, no así en las que solo precisan estrógenos.

Sin embargo, no todas las mujeres pueden someterse a él. Es necesario hacerse una revisión ginecológica a fin de comprobar que no existe enfermedad alguna en la paciente que desaconseje el citado tratamiento.

Desde la aparición de los últimos estudios Women’s Health Initiative (WHI) y Million Women Study (MWS) la Agencia Europea del Medicamento junto con la Española y la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia consideran indicaciones para la terapia hormonal:
– Menopausia precoz.
– Síndrome climatérico (sofocaciones).
– Atrofia genitourinaria.
– Osteoporosis.

Contraindicaciones

Existen contraindicaciones al tratamiento hormonal, que pueden absolutas o relativas:

Contraindicaciones absolutas:
• Cáncer estrogenodependiente actual (mama-endometrio).
• Sangrado vaginal no diagnosticado.
• Enfermedad hepática activa severa.
• Antecedentes de trombosis profunda y/o enfermedad tromoboembólica.
• Embarazo.

Contraindicaciones relativas:
• Hepatopatia crónica.
• Enfermedad pancreática.
• Antecedentes de cáncer de endometrio.

Existen diversas formas de realizar la terapia hormonal sustitutiva, ya que se pueden utilizar diferentes vías de administración. Puede tomarse por vía oral, a través de parches transdérmicos, mediante pomadas cutáneas, etc.

Es inevitable que aparezcan efectos secundarios, como con cualquier otro tratamiento. Los más frecuentes son: edema generalizado, mastodinia y aumento del tamaño de las mamas, plenitud abdominal y signos y síntomas semejantes a los de tensión premenstrual. Estos efectos colaterales dependen del estrógeno utilizado y de la dosis administrada, y, por lo tanto, tienen fácil solución.

Los fitoestrógenos

Son derivados de plantas biológicamente activas, se encuentran en muchos alimentos, como las legumbres, las hortalizas y los cereales, e incluyen distintos grupos químicos: lignanos, isoflavonas y cumestanos. Ayudan a paliar o prevenir los síntomas climatéricos y, entre ellos, la pérdida de masa ósea. Poseen importantes efectos anticancerígenos, antioxidantes, antivíricos y antiinflamatorios. Las dietas no suelen contener una cantidad suficiente de fitoestrógenos, por lo que a menudo se administran en concentrados.

CALIDAD DE VIDA Y MENOPAUSIA

Durante la menopausia es posible mantener una buena calidad de vida. Para ello es imprescindible seguir unas pautas orientadas a controlar los factores de riesgo que pueden llegar a desencadenar trastornos importantes. Son las siguientes:
1. Realizar ejercicio físico (gravitatorio, de forma regular)
2. Suprimir hábitos tóxicos como el tabaco o el alcohol.
3. Controlar la obesidad (disminuir la ingesta calórica, realizar ejercicio físico, aumentar la ingesta de calcio)
4. Evitar la hipertensión arterial (control del peso, dieta, ejercicio físico, supresión del tabaco y tratamiento médico si fuese necesario)
5. Control del colesterol (dieta equilibrada baja en colesterol y rica en calcio. El requerimiento de calcio al día en mujeres postmenopáusicas es de 1500 mg/día)
6. Control de factores de riesgo para la osteoporosis
7. Tratamiento Hormonal Sustitutivo (THS) cuando esté indicado.

 

vida saludable

 

La menopausia es el periodo de la vida en el que junto con el cese de las menstruaciones concurren una serie de cambios físicos, endocrinos y psíquicos.
La mujer experimentará un conjunto de signos y síntomas provocados por la disminución de estrógenos que denominamos síndrome climatérico, entre los más comunes las sofocaciones, irritabilidad, insomnio, depresión. A medio y largo plazo se producirá atrofia genitouriaria, y perdida de masa osea.

La terapia hormonal sustitutiva ha demostrado su eficacia en:
– Alivio de los síntomas somáticos y psíquicos inmediatos al cese de la producción de hormonal.
– Poder preventivo y terapéutico de la osteoporosis y alteraciones cardiovasculares.

Sin embargo, existen indicios de posible riesgo de su uso a largo plazo, por lo tanto, la recomendación de su uso debe ser individualizada y exige un correcto seguimiento.

Su médico valorará su caso de manera personalizada, evaluando su situación actual, las patologías médicas o ginecológicas intercurrentes, y los otros factores de riesgo ofreciéndole además otras alternativas a la terapia hormonal sustitutiva destinadas a la mejora de la calidad de vida.

Recomendaremos modificaciones en la dieta y práctica de ejercicio físico regular. Conviene disminuir factores de riesgo cardiovascular, abandono de hábitos como tabaco,alcohol. Utilización de estrógenos tópicos, de isoflavonas de soja. Uso de fármacos antireabsortivos oseos (raloxifeno, bifosonatos), y/o suplementos de calcio y vitamina D para lo que se efectuará DENSITOMETRÍA OSEA al inicio del tratamiento y en su seguimiento.

ENLACES DE INTERÉS EN MENOPAUSIA

AEEM. Asociación Española para el estudio de la Menopausia
http://www.aeem.es

NCI National Cancer Institute
Uso de hormonas después de la menopausia: preguntas y respuestas.
http://www.cancer.gov/espanol/noticias/Uso-hormonas-respuestas

NOF. National Osteoporosis Foundation

Home

International Osteoporosis Foundation.
http://www.iofbonehealth.org

 

 

PATOLOGIAS MÁS FRECUENTES EN GINECOLOGIA

Pólipos Nódulos Endometriosis Miomas Quistes de ovario  

Pólipos y miomas uterinos endometriales

La hemorragia o sangrado uterino irregular es el síntoma de patología endometrial. Este sangrado, a veces profuso y acompañado de coágulos puede estar asociado a una hiperplasia o neoplasia endometrial, aunque patología benigna como pólipos endometriales o miomas intracavitarios pueden ser causa de hemorragia abundante. La ecografía vaginal y si es necesario la biopsia endometrial ambulatoria son eficaces para orientar el diagnóstico. El tratamiento depende del perfil y la preferencia de las pacientes: adolescentes, mujeres fértiles, perimenopáusicas o posmenopaúsicas. Cada paciente tendrá un tratamiento personalizado dependiendo de la patología y edad.

MCHpol.can1           MCHmiomII

Nódulos y Quistes mamarios.

El ginecólogo actúa como médico de atención primaria para la mujer, sobre todo durante la etapa fértil y la perimenopaúsica, por lo tanto el cáncer de mama en sus etapas más curables se encuentra dentro de la especialidad de ginecología para un gran número de mujeres. La exploración mamaria, la ecografía mamaria, la citología por punción y la mamografía forman parte de las pruebas fundamentales en la prevención del cáncer de mama.

ECO MAMA 1          ECO MAMA QUISTE

Endometriosis

El endometrio es un tejido que recubre el interior del útero de la mujer. En él se adhiere el óvulo fecundado para alimentarse y seguir desarrollándose. Se expulsa mensualmente con la menstruación cuando no hay embarazo. En algunas mujeres, este tejido, pasa a través de las trompas de Falopio a la cavidad abdominal diseminándose, y por la acción de las hormonas, se engancha a varios órganos de la pelvis y empieza a crecer. Suele crecer en los ovarios, el útero, el tubo digestivo o en la zona entre el recto y la vagina (tabique recto-vaginal).

La endometriosis es una enfermedad compleja cuyas causas no se conocen, pero con el diagnóstico adecuado y una intervención por laparoscopia se puede mejorar la calidad de vida de la mujer y preservar su fertilidad.

Se trata de una enfermedad relativamente frecuente que puede afectar a cualquier mujer en la edad reproductiva. Una mujer que tenga una hermana o madre con endometriosis tiene 5 veces más posibilidades de desarrollar la enfermedad. Afecta a alrededor de un 15% de las mujeres, y aproximadamente a la mitad les produce infertilidad.

Sus síntomas alteran la calidad de vida de la mujer, condicionando sus relaciones sexuales, su vida familiar, laboral y reproductiva. Es una enfermedad, por tanto, muy agresiva con la feminidad de la mujer.

Uno de los primeros signos de la endometriosis puede ser la dificultad de quedarse embarazada. Pero el síntoma principal es el dolor, habitualmente durante los días de la menstruación, pero también una o dos semanas antes. El dolor se localiza en el bajo abdomen y la pelvis. Además, puede provocar dolor fuerte durante y después del coito, y también al defecar.

Con todo, la intensidad del dolor no tiene que ver con la magnitud de la enfermedad, pues algunas mujeres con largas superficies de endometriosis no tienen síntomas.

Un diagnóstico precoz es fundamental para poder preservar la fertilidad, eliminar el dolor lo antes posible y evitar que queden secuelas, como la degradación del aparato genital.
endometriosis
Actualmente, las nuevas tecnologías permiten diagnosticar y tratar la endometriosis mediante una cirugía por laparoscopia, que tiene un alto grado de precisión y permite una mejor identificación y destrucción de todos los focos de endometriosis.
La intervención posibilitará a la mujer recuperar su calidad de vida y la fertilidad en la mayoría de los casos. La recuperación de una intervención por laparoscopia es rápida, el post-operatorio es de alrededor de 24 horas en la clínica, y una semana para reanudar la actividad normal.

Evidentemente, este tipo de técnicas deben ser realizadas por personal experimentado, por lo que es imprescindible acudir a un centro médico reconocido y que cuente con todas las garantías.

Miomas

Los miomas uterinos son el tumor más común que puede afectar la pelvis de la mujer. Casi nunca se convierten en tumores malignos pero es conveniente tratarlos porque pueden provocar molestias o derivar en posibles problemas. Pueden encontrarse fuera del útero (miomas subserosos), dentro del músculo uterino (miomas intramurales), dentro de la cavidad uterina (miomas submucosos) o en un tallo largo situado tanto dentro como fuera del útero (pediculados).

Son más frecuentes en mujeres a partir de los cuarenta años, y en su aparición pueden influir factores familiares o genéticos. Pueden ser únicos, pero en la mayoría de casos son más de uno. También se conocen como fibromas uterinos o leiomiomas.

Se desconoce qué los causa aunque su crecimiento se asocia a los estrógenos (hormonas femeninas). Por este motivo, en una mujer que está menstruando, los miomas seguirán creciendo (por lo general de manera lenta), mientras que en las mujeres que se encuentran en la menopausa, posiblemente se encojan y no causen síntomas.

Aunque a veces no dan síntoma alguno, los miomas pueden provocar:
• Hinchazón o presión en la parte baja del abdomen, gases o estreñimiento
• Sangrado entre períodos
• Necesidad de orinar más frecuente y también de forma urgente
• Sangrado menstrual abundante, a veces con el paso de coágulos de sangre
• Períodos menstruales más dolorosos y que pueden durar más de lo normal
• Dolor durante las relaciones sexuales

miomas

El diagnóstico de un mioma suele ser sencillo, frecuentemente se realiza mediante un examen manual de la pelvis de la mujer por parte del ginecólogo. Otros métodos para el diagnóstico pueden ser una ecografía transvaginal, una ecografía pélvica, una histeroscopia o una resonancia magnética de la pelvis.

En un elevado porcentaje de los casos, el mioma se puede resolver con una sencilla intervención quirúrgica que consiste en la extracción del mioma. Con esta intervención, la mujer podrá conservar el útero para posibles embarazos en un futuro

Con todo, la intervención quirúrgica está condicionada al estado de salud de la mujer y a la gravedad de los síntomas. En casos de dolores intensos y de sangrados muy abundantes.

Evidentemente, este tipo de técnicas requieren de personal experimentado, por lo que es imprescindible acudir a un centro médico que cuente con todas las garantías. Después de la intervención, la mujer disfrutará de nuevo de libertad para realizar todo tipo de actividades y podrá gozar de nuevo con sus relaciones sexuales.

Quistes de ovario

La mayoría de mujeres tiene algún quiste ovárico alguna vez en la vida. Suelen aparecer en la edad reproductiva de la mujer y raramente son malignos (alrededor de un 3%).
Los quistes de ovario se pueden definir como “sacos” llenos de líquido que aparecen dentro de los ovarios (el órgano reproductor femenino) o en su superficie.

En cuanto a las masas ováricas o quistes ováricos siempre hay que diferenciar los quistes funcionales de las neoplasias ováricas y la endometriosis. La exploración física completa, la ecografía de alta definición, la laparoscopia son pruebas útiles en el diagnóstico a las que habrá que asociar dependiendo de la patología, TAC, colonoscopia, RNM o pielografía intravenosa.

Los ovarios están situados a ambos lados del útero y normalmente cada mes segregan un óvulo para que pueda ser fecundado.
Suelen producirse cuando el folículo, encargado de liberar el óvulo, no se rompe y continua creciendo, convirtiéndose en un saco lleno de líquido transparente. Este tipo de quistes se llaman foliculares, no suelen ser dolorosos y desaparecen de forma espontánea.

Otro quiste de ovario frecuente es el de cuerpo lúteo, que se produce cuando la apertura del folículo se cierra y se acumula líquido dentro. También suele desaparecer sin más, pero algunas veces puede crecer y provocar dolor y hemorragia. Estos dos quistes de ovario, los foliculares y los de cuerpo lúteo, son funcionales, es decir, que se producen en el proceso normal del ciclo menstrual.

Otro tipo de quistes de ovario, no tan frecuentes, son los orgánicos, que no son causados por el funcionamiento normal del ovario. Pueden ser de varios tipos: teratomas, endometriomas, cistoadenomas, etc. Algunos son de nacimiento, como los teratomas, y otros aparecen en el curso de los años, muchas veces sin una causa que los origine.

En muchos casos los quistes ováricos suelen ser indoloros, pero en ocasiones pueden dar síntomas como:
• Irregularidad menstrual
• Dolor en el bajo abdomen, que puede extenderse a la espalda o a las piernas
• Dolor en la pelvis durante y después de la regla
• Dolor durante la relación sexual
• Náuseas, vómitos o sensibilidad acusada en las mamas
• Hinchazón abdominal
• Presión en el recto o en la vejiga, con la sensación de no poder vaciarla del todo

En caso de sentir un dolor fuerte y repentino en la pelvis o el abdomen, o si va acompañado de fiebre y vómitos, es importante que acuda al médico o a urgencias.
Como hemos dicho, la mayoría de los quistes ováricos no producen síntomas, es por esto que es recomendable realizar revisiones ginecológicas periódicas para poderlos localizar. Su ginecólogo podrá detectar el quiste palpando los ovarios, en un examen manual de la pelvis y una ecografía ginecológica o si se precisa una resonancia junto con una analítica de sangre.

quiste endometriosico

Un diagnóstico precoz de los quistes es importante para poder tenerlos bajo control o, en caso de que sea necesario, se puedan extirpar con celeridad.
En muchos casos no es necesario realizar ninguna intervención quirúrgica. Los quistes de ovario se controlarán con revisiones periódicas, a la espera de que desaparezcan por sí solos. En algunos casos, si provocan dolor o si su ginecólogo lo considera necesario, se realizará una intervención quirúrgica por laparoscopia.

La laparoscopia permite extraer el quiste conservando el ovario, manteniendo así la fertilidad plena de la mujer. Al ser una técnica mínimamente invasiva, la mujer puede recuperarse rápidamente, con 24 horas de permanencia en el hospital. En una semana, podrá recuperar su actividad normal.
Evidentemente, este tipo de técnicas deben ser realizadas por personal experimentado, por lo que es imprescindible acudir a un centro médico que cuente con todas las garantías.