Citología HPV Mamografia Eco Mama 2D Eco Mama 3D Eco Ginecológica Histeroscopia Densiometría Osea Resonancia Magnética

CITOLOGÍA

La citología vaginal que se efectúa en las revisiones ginecológicas es un método muy eficaz para la prevención del cáncer de cuello uterino. Es un procedimiento muy sencillo y no debe confundirse con una biopsia pues no se “quita ningún trocito” del cuello uterino, tal como dicen muchas pacientes no bien informadas. Simplemente se toma flujo de la vagina y células que se desprenden en superficie de la parte externa del cuello, canal del cuello uterino y vgina sin ninguna molestia, salvo la incomodidad mínima del espéculo vaginal, que se utiliza para poder visualizar estos órganos genitales.

En España se diagnostican alrededor de 2000 nuevos casos de cáncer de cuello uterino al año.
Cada año en España mueren alrededor de 740 mujeres debido a esta enfermedad.
Estas cifras son mucho menores que las de otros países, gracias a los programas de cribado (citología) y al diagnóstico temprano de las llamadas lesiones precursoras del cáncer de cuello uterino. Esto nos permite actuar en una fase temprana de la enfermedad y llevar a cabo un tratamiento más conservador curativo y con menos consecuencias a corto, medio y largo plazo para la mujer.

La citología cervical es la única técnica validada para el cribado poblacional del cáncer de cuello uterino.
Dependiendo del resultado de esta, vamos a saber que mujeres necesitan pruebas diagnósticas complementarias (colposcopia, cultivo del HPV, biopsia,…). Este método diagnóstico está sometido a muchas criticas debido a que tiene un 20 % de falsos negativos. Las causas más frecuentes de los falsos negativos son la toma incorrecta y los errores de interpretación, por eso es una técnica que aunque sencilla debe ser realizada por personal preparado. También hay que señalar que existen tipos de cáncer de cuello (adenocarcinoma) en los cuales el diagnóstico por citología es más difícil. A pesar de esto último, el amplio uso de la citología ha reducido la incidencia y la mortalidad del carcinoma de cuello uterino

toma citologia            histologia cancer mama

El ginecólogo de la clinica CLM le facilitará siempre un informe del resultado de la citologia analizado y firmado por un citólogo capacitado.

En las alteraciones el citólogo puede diagnosticar (en citologías anómalas) asociación del virus del papiloma humano.

¿Cómo se realiza?

La realización de una citología no comporta ningún riesgo. En ocasiones pueden producirse pequeños sangrados de la toma exocervical que suelen ser muy escasos y como máximo de 1 día de duración (en la inmensa mayoría de las ocasiones ni tan siquiera se precisa el uso de un salva-slip).
Para que la técnica resulte lo menos incómoda es recomendable estar lo más relajada posible durante la toma.

Es una técnica muy sencilla:

• Se introduce un espéculo en la vagina para poder separar las paredes vaginales y visualizar el cuello uterino, de este modo se realiza una toma de las paredes vaginales o del exudado vaginal en el fondo de saco posterior de la vagina.
• Seguidamente se realiza una segunda toma de lo que se denomina exocérvix, la parte externa del cuello uterino.
• Finalmente se realiza otra toma del endocérvix (la parte correspondiente al canal del cuello uterino, que comunica el interior de la cavidad uterina con la vagina).
• Las tomas realizadas se depositan sobre lo que se denomina un portaobjetos que, posteriormente y tras la realización de una serie de tinciones, se observarán al microscopio para poder ver las células y realizar un diagnóstico.

Preparación

La citología cervicovaginal se realiza durante la revisión ginecológica por lo que no es necesaria ninguna preparación previa especial, tan sólo es recomendable:
• Debe haber finalizado la menstruación 3-4 días antes.
• Abstenerse de relaciones sexuales con penetración en las 48 horas previas a la toma.
• Lavarse externamente con agua y jabón, no hacer lavados internos ni con desodorantes vaginales.
• No usar tratamientos tópicos en 5-7 días antes a la prueba (óvulos, espermicidas, cremas vaginales).

Resultados

El resultado de la citología es normal cuando las células estudiadas se corresponden con las que constituyen la vagina y el cérvix sano.

Hay que resaltar que pueden aparecer hallazgos que no tienen que ver con cáncer de cérvix (infecciones por hongos, herpes, tricomonas, etc. ) o también cambios celulares reactivos (reacciones de las células del cuello uterino a las infecciones u otras irritaciones) que según el caso requerirán tratamiento o simplemente seguimiento.
Respecto a los resultados relacionados con las lesiones premalignas y el cáncer de cérvix existen diversos métodos para describir el grado de alteración.

Los resultados pueden venir expresados de la siguiente manera:

• Normal.
• Atípica .
• Displasia de bajo grado (CIN I).
• Displasia de alto grado (CIN II/III).
• Cáncer (CIS) .

También pueden figurar de la siguiente manera:

• ASCUS: Células atípicas de dudosa significación.
• LGSIL: Cambios de bajo grado (±CIN I y cambios por infección por HPV).
• HGSIL: Lesión de alto grado (±CIN II/III).
• Cáncer.

Si los resultados de la citología son anormales, el ginecólogo valorará las posibles causas de la anormalidad y el tratamiento recomendado.

VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (HPV)

La infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) se está convirtiendo en uno de los problemas epidemiológicos de salud más importantes a nivel mundial. De los más de 100 tipos de virus que incluye la familia HPV, en tan sólo 30 se ha podido demostrar la transmisión sexual, y no todos ellos son de alto riesgo para padecer cáncer de cuello uterino. Los llamados de bajo riesgo se asocian a verrugas genitales.
La prevalencia del VPH en la mujer española es del 8-10% siendo más frecuente en mujeres menores de 30 años. El virus se transmite con facilidad por contacto sexual, por lo tanto el riesgo de contagio está relacionado con el comportamiento sexual de la mujer.

Las infecciones por este virus en la gran mayoría de los casos son de curso silente (a excepción de las verrugas genitales), lo que quiere decir que la mujer no nota nada, por lo cual su diagnóstico acontece cuando se encuentra alguna alteración en la citología realizada cuando la mujer acude a la revisión ginecológica.
Hoy en día se realiza la vacunación sistemática de niñas contra el HPV.

Pero,¿qué pasa con las mujeres que no están incluidas en ese calendario vacunal?¿deben vacunarse?. De los dos tipos de vacunas que hay en el mercado ¿cuál es la apropiada para mi?. Hay estudios que afirman que la vacunación de las niñas y mujeres no incluidas en los programas de vacunación sistemática permitiría una reducción mayor y a más corto plazo del número de casos de enfermedades asociadas al HPV.

Para saber que vacuna elegir lo indicado sería saber si se está infectada o no, y en caso de estarlo escoger la vacuna más apropiada.

La Clínica Ginecológica CLM dispone de los medios diagnósticos necesarios para determinar si una mujer esta infectada por el virus del papiloma humano y por que clase de virus y así poder recomendar tanto el tratamiento, seguimiento como tipo de vacunación individualizado.

Consiste en la realización de un cultivo especial a nivel del cuello uterino para diagnosticar la infección por este virus y así saber de que tipo de virus se trata en los casos que nos dé positivo.
Esto nos permite saber si la paciente es portadora de un tipo de alto riesgo o de bajo riesgo y así aplicar las medidas terapeúticas oportunas.

logo hpv                vacua hpv 4

COLPOSCOPIA

Consiste en la visualización del cuello uterino y la vagina a través de lentes de aumento (colposcopio).
Está indicada fundamentalmente en pacientes con citología anormal. Es una prueba bien tolerada por las pacientes. Para la visualización de las posibles lesiones cervicales y/o vaginales se deben realizar tinciones específicas y saber interpretar las imágenes que aparecen.
Biopsia Cervical dirigida mediante colposcopia : Cuando se objetivan lesiones cervicales mediante la colposcopia, si son sospechosas de patología cervical ( lesiones premalignas o malignas) se deben biopsiar.

 

colposcopia colposcopia 4 colposcopia 2

MAMOGRAFÍA

Es una prueba de imagen por rayos X, que permite diagnosticar cualquier patología en la mama y es especialmente sensible para diagnosticar el cáncer de mama.
La mamografía puede permitir encontrar un cáncer en sus primeras fases, de forma que mejore de forma significativa las tasas de curación.

Es especialmente sensible en el diagnóstico de las microcalcificaciones, que pueden constituir un signo precoz del cáncer de mama, y son difícilmente detectables o no detectables por otras técnicas de imagen (ecografía mamaria, resonancia magnética…)

Es el método de imagen básico e imprescindible en el diagnóstico de la patología mamaria, y el único reconocido como técnica de screening para el cáncer de mama, permitiendo su detección precoz, y la única que ha demostrado una reducción de las tasas de mortalidad por cáncer de mama.

En nuestro Centro realizamos una mamografía bienal/trienal a partir de los 35 años a todas aquellas pacientes que no presentan antecedentes familiares de primer grado, pasando a ser anual a partir de los 40 años. Lógicamente, cuando sí existen antecedentes familiares, la mamografía se realiza por primera vez a partir de los 25 años.

A partir de los 40 años es necesario realizar mamografías periódicas. De los 40 a los 50 años se recomienda una mamografía al año en mujeres con factores de riesgo importantes. Asimismo, las mujeres menores de 40 años con factores de riesgo importantes deben consultar con su ginecólogo qué controles son necesarios.

En la clínica CLM disponemos de la maquinaria más moderna y sofisticada con digitalización de la imagen, para un mejor y más correcto estudio de la mama.
Tanto el riesgo de irradiación como su coste económico se consideran suficientemente bajos como para justificar su uso generalizado.

 

Clínica Lopez Menendez-23

El protocolo diagnóstico de la patología mamaria debe iniciarse con la anamnesis (interrogatorio) y la exploración física (inspección, palpación), realizadas por el técnico antes del estudio radiográfico, las cuales condicionarán la aplicación del resto de técnicas diagnósticas.

Deben realizarse sistemáticamente dos proyecciones, craneocaudal y mediolateral oblicua, que eventualmente pueden complementarse con proyecciones adicionales (compresiones localizadas, magnificadas, etc.) para mejor valoración de zonas dudosas, a criterio del médico radiólogo.
Es preciso realizar una correcta compresión de la mama para lograr una óptima calidad de imagen con una menor irradiación.

Preparación

La mamografía no requiere de preparación especial alguna.
Para una valoración completa del estudio mamográfico es indispensable que la mujer aporte en el momento de la exploración las mamografías previas de las que disponga, lo cual permitirá al radiólogo realizar un estudio comparativo-evolutivo de los posibles hallazgos.

mamografia placa           mamografia cancer mama

Tras la mamografía el radiólogo puede solicitar una ecografía mamaria si lo considera oportuno, bien por la elevada densidad de la mama, bien para evaluar un nódulo palpable o un hallazgo detectado en la mamografía.

La mamografía puede asimismo servir como guía para el marcaje prequirúrgico de lesiones o para dirigir punciones (PAAF o BAG) mediante estereotaxia. No obstante, siempre que una lesión sea visible por ecografía, ésta será la técnica de elección, por su rapidez y por permitir la visualización directa de la misma durante el procedimiento.

 

imagen pac maografia           imgen pac mamografia 3

ECOGRAFÍA de MAMA EN 2 D

La ecografía mamaria es una técnica indolora que, mediante ultrasonido, permite el estudio diferencial de nódulos o tumores que puede palpar el ginecólogo en la exploración clínica o que se visualizan en la mamografía. Esta prueba también se utiliza como método de diagnóstico inicial en lugar de la mamografía en el caso de embarazadas o mujeres jóvenes.

La ecografía mamaria es una técnica que:
• Es esencial junto con la mamografía para la evaluación completa de pacientes con patología mamaria
• Mejora la especificidad de la mamografía en la caracterización de nódulos
• Suele ser la guía de elección en los procedimientos intervencionistas

La ecografía mamaria es una técnica de imagen que utiliza frecuencias altas de ultrasonido, imperceptibles al oído humano. El rebote de estas ondas sonoras en las diferentes estructuras de los tejidos se traduce en una imagen que interpretara el radiólogo. En general la ecografía de mama proporciona muy buenas imágenes, excepto en mujeres muy obesas.

La técnica se basa en la capacidad de los diferentes órganos y tejidos del organismo para reflejar las ondas ultrasónicas que emite el aparato, lo mismo que el eco (de ahí el nombre de esta técnica de exploración).

Los ultrasonidos son producidos por la vibración rapidísima, de millones de veces por segundo, de un cristal especial contenido en el transductor ecográfico (la parte del equipo que se coloca sobre la piel y que manipula el ecografista).

La recepción del eco de los ultrasonidos la realiza el mismo transductor que los envió. Los ecos recibidos son enviados a una unidad de procesamiento que los convierte en imágenes que son visibles en un monitor. Las imágenes más representativas se imprimen en papel y suelen acompañar al informe de la exploración que realiza el especialista.

¿Cuándo está indicada?

La ecografía permite el estudio diferencial de nódulos o tumores que puede palpar el ginecólogo en la exploración clínica o que se visualizan en la mamografía.

La ecografia mamaría no sustituye a la mamografia de chequeo, debido a su incapacidad de detección de las microcalcificaciones (depósitos de calcio que en algunas ocasiones pueden indicar la presencia de un pequeño cáncer). Únicamente en el caso de gestantes y mujeres jóvenes se utiliza como método de diagnóstico inicial en lugar de la mamografía.

El estudio ecográfico permite distinguir entre un tumor sólido y un quiste de mama (liquido). Así mismo mejora la caracterización los nódulos sólidos (como complemento de la mamografía) y permite la identificación de los mismos en la mama densa radiológicamente.

ECO MAMA NODULO SOLIDO ECO MAMA QUISTE

ECO MAMA NORMAL ECO MAMA DOPPLER

ECO MAMA DOPPLER 2 ECO MAMA 1

Cuando una lesión mamaria es un quiste simple, es decir, un acúmulo de líquido “limpio” (sin ecos en su interior), prácticamente asegura la benignidad. Si el contenido es sólido o líquido con ecos en su interior, no se puede descartar que sea maligno.

La ecografía mamaria también es de gran utilidad es el estudio de los ganglios axilares en pacientes que presentan un nódulo sospechoso.
También es de destacar su capacidad de servir de guía de procedimientos diagnósticos mínimamente invasivos como la punción aspiración con aguja fina o la biopsia con aguja gruesa (BAO).

La punción aspiración con aguja fina (PAAF) presenta la ventaja de poder realizar una exploración complementaria en el mismo momento, ya que permite aspirar el contenido de la lesión para su estudio citológico, mientras se dirige la aguja hacia el sitio exacto mediante la ecografía.
La biopsia con aguja gruesa (BAG), guiada por ecografía, permite al radiólogo obtener una pequeña muestra de tejido para su posterior estudio.

Punción aspiración con aguja fina y estudio citológico del contenido de la lesión
También la ecografía mamaria mediante la localización mamaria ecodirigida permite señalizar, antes de la cirugía, mediante una aguja/arpón pequeñas lesiones no palpables, solo detectadas por imagen. Este pequeño arpón servirá de guía al cirujano para su correcta extracción permitiendo una cirugía más precisa y menos agresiva.

¿Cómo se realiza?

La prueba no es molesta ni tiene riesgo alguno para la paciente.

Durante el examen ecográfico el ginecólogo extiende un gel acuoso por ambas mamas que facilita un mejor contacto y conducción del transductor por la piel, mejorando la imagen.
La prueba no suele durar demasiado, generalmente no más de 15-30 minutos.
Preparación
La única preparación que precisa la paciente es descubrir la zona del cuerpo que se va a explorar, en este caso las mamas, y estar tranquila y relajadamente tumbada en la camilla.

 

ECOGRAFÍA DE MAMA EN 3-D:

La ecografía en 3 dimensiones de la mama es una técnica innovadora, que nos permite localizar perfectamente las lesiones en los tres planos y analizar su contenido y características con más detalle.

 

MAMA 1 3-D

 

BIOPSIA DE MAMA DIRIGIDA POR ECOGRAFÍA Y/O MAMOGRAFIA

Permite obtener tejido de la mama para ser analizado y conocer el diagnóstico certero.

ECOGRAFÍA GINECOLÓGICA.

Es una técnica de exploración que, mediante ultrasonidos, nos permite ver los genitales internos de la mujer. La mayoría de las ecografías se realizan vía vaginal excepto en mujeres que no hayan mantenido relaciones sexuales, en cuyo caso se opta por la vía abdominal.

ecografo voluson expert

sonda ecografa transvaginal

La ecografía es una técnica que emplea los sonidos (vibraciones en el sentido de propagación de la onda) de alta frecuencia para obtener imágenes del interior del cuerpo ya que e sonido es reflejado de forma diferente por los distintos tejidos, según (aproximadamente) su contenido en líquido.
Además, gracias al denominado “efecto Doppler”, permite obtener información sobre la velocidad y desplazamientos de la sangre (ya que los tonos en movimiento que se acercan hacia el oyente se hacen más agudos y los que se alejan se hacen más graves).

ovario derecho     ovario izquierdo    UTERO 1

Visión del ovario derecho, izquierdo y útero por ecografía

La ecografía ginecológica juega un papel fundamental en detección precoz de cualquier tipo de alteración ginecológica, y muy en especial de algunos tipos de cáncer como el de ovario.
En el cáncer de ovario la detección precoz mejora de forma espectacular la supervivencia a largo plazo de las pacientes, permitiendo, además, la aplicación de tratamientos menos agresivos y mucho más eficaces.

¿Cómo se realiza?

En la actualidad la ecografía ginecológica es una exploración rutinaria dentro de la ginecología.
La ecografía se puede realizar por diferentes vías, siendo las más frecuentes la vaginal y la abdominal.

La vía abdominal queda indicada sólo para mujeres que no hayan mantenido relaciones sexuales o en casos especiales que no se puedan valorar correctamente por vía vaginal.

En la actualidad la mayoría de las ecografías se realizan vía vaginal, introduciendo un pequeño transductor en la vagina, ya que con ésta las imágenes de los ovarios y el útero son más grandes y claras que con la abdominal, al situarse la sonda más cerca de los tejidos.
Aunque existen diferentes “modos” de operación de los ecógrafos, en general emplean un transductor-receptor único (el mismo aparato emite los ultrasonidos y los recibe). Además un programa informático convierte la información recibida en imágenes que se visualizan en una pantalla, pudiéndose imprimir o grabar en vídeo.

 

Preparación
En general la ecografía se puede realizar en cualquier momento, aunque dependiendo del objeto concreto del estudio puede estar indicado realizarla en unos días determinados del ciclo.
Para la ecografía por vía vaginal no es necesaria ninguna preparación.
Para el estudio por vía abdominal, se requiere beber un litro de agua 1 hora antes de la prueba, ya que al tener la vejiga llena de orina se facilita la obtención de las imágenes.

HISTEROSCOPIA

¿Cómo se realiza?

Consiste en la introducción de una pequeña óptica de 3-4 mm de calibre a través de vagina y del cuello uterino.

Clínica Lopez Menendez-24     Clínica Lopez Menendez-61
Con la óptica se inspecciona la forma del interior del útero y la capa menstrual (endometrio). Simultáneamente se va administrando suero líquido (suero fisiológico) por la vaina que recubre el instrumento con el fin de expandir la cavidad y limpiarla de moco y/o restos endometriales para favorecer la visibilidad. Debe practicarse siempre fuera de la menstruación y evitarse el embarazo en ese ciclo.

Si la técnica se ha realizado correctamente y sin complicaciones, la imagen que ofrece la cavidad es muy buena y de gran ayuda para el diagnóstico. Una de sus grandes ventajas es que permite la toma de biopsias dirigidas para el estudio microscópico de la zona más representativa de la mucosa endometrial. La cámara de vídeo permite que paciente y médico puedan ir comentando la prueba a través de un monitor de televisión.
La histeroscopia diagnóstica no requiere de preparación especial alguna.

Tras la exploración, sólo se perciben leves molestias similares a un dolor menstrual ligero.
Después de la exploración conviene que la paciente se quede estirada durante unos minutos. La mujer es capaz de realizar vida absolutamente normal desde la finalización de la misma

MCHpolipo6 MCHsepto4

MCHpol.can1 MCHmiomII

 

DENSITOMETRÍA ÓSEA.

Es una prueba indolora mediante la que podemos determinar la densidad mineral de los huesos y, así, diagnosticar la osteoporosis o valorar el riesgo de fracturas. Se lleva a cabo mediante rayos X o ultrasonidos.
En la Clínica Ginecológica CLM disponemos de uno de los densitómetros más sofisticados y de alta tecnología del mercado, con posibilidad de analizar la densidad mineral osea y otras determinaciones en el cuerpo

Clínica Lopez Menendez-15   Clínica Lopez Menendez-17

La densitometría ósea es una exploración que determina con precisión la densidad mineral de los huesos. Después de una comparación con valores de referencia, en los cuales se tiene en cuenta la edad, peso, sexo y origen racial, se ofrece una valoración diagnóstica.

MONITOR DOC CADERA  MONITOR DOC COLUMNA   MONITOR DOC CUERPO ENTERO

Imágenes del análisis de la densidad ósea de la cadera, columna y valoración corporal total

La información será utilizada por su médico para confirmar o descartar que existe fragilidad en sus huesos (osteoporosis) y conocer, gracias a ella, el riesgo potencial de fractura.

La medición de la densidad mineral, repitiendo en otras ocasiones la densitometría, sirve para valorar los cambios en el esqueleto y para valorar la eficacia de los tratamientos.

¿Cómo se realiza?

La densitometría ósea es una de las exploraciones médicas más sencillas y seguras.
Realización de una densitometría ósea

Para la realización de la prueba sólo se requiere que la mujer esté estirada en una posición cómoda y permita que el densitómetro efectúe las mediciones. Se trata de una exploración no invasiva, que no requiere inyecciones y no provoca dolor.

A pesar de ser una técnica radiológica, la radiación emitida es muy baja (inferior a una décima parte que la irradiación que provoca una radiología de tórax).
Como en otros procedimientos radiológicos, si sospecha que puede estar embarazada, informe al técnico que la atenderá.

Preparación

La densitometría ósea no requiere ninguna preparación especial.
La exploración sólo requiere eliminar de la zona que será explorada los objetos o prendas de ropa de densidad elevada, como es el caso de botones, cierres metálicos, hebillas, cremalleras. El técnico que le atenderá le explicará con detalle las prendas de ropa que puede conservar o se debe sacar para realizar el estudio.

Durante la prueba, con el fin de valorar su ingesta diaria de calcio, se le realizará un breve cuestionario sobre sus hábitos alimentarios.
Debe informar si se ha realizado previamente alguna exploración en la que se le haya administrado un contraste (radiografías) o un producto radioactivo (gammagrafías), ya que estos productos pueden interferir o alterar los resultados de la densitometría.

 RESONANCIA MAGNETICA

La Resonancia Magnética (RM) es una técnica que utiliza un campo magnético (imán) y por lo tanto no utiliza radiaciones.
La paciente se coloca dentro de un imán gigante y mediante la emisión de ondas de radiofrecuencia obtenemos las imágenes correspondientes a la zona a estudiar. Para ello necesitamos un accesorio (bobina) encargado de emitir y recibir la señal que más tarde será convertida en imagen mediante un ordenador.
Como la exploración se realiza en un campo magnético, está contraindicada en:
• pacientes con marcapasos.
• pacientes portadoras de clips vasculares cerebrales, válvulas cardíacas o implantes cocleares, dependiendo del material de que estén compuestos.
• en pacientes embarazadas, sólo se realizará en casos seleccionados.

Resonancia Magnética de mama

La Resonancia Magnética de mama es una prueba que se realiza después de la mamografía, la ecografía y la punción de las lesiones de la mama, y permite visualizar dichas lesiones con mayor precisión, y en ocasiones detectar lesiones adicionales. No es una técnica de primera elección, sino una técnica complementaria que es útil para planificar un tratamiento o en ocasiones para el diagnóstico de casos complejos.

Está indicada:
• en el estudio de extensión locorregional en pacientes diagnosticadas de cáncer de mama.
• estudio de pacientes de alto riesgo genético de padecer cáncer de mama.
• pacientes en tratamiento con quimioterapia por cáncer de mama, para valorar la respuesta al tratamiento.
• pacientes portadoras de prótesis mamarias, para valorar el estado de las prótesis.

¿Cómo se realiza?

Para entrar en la sala de la resonancia la paciente deberá quitarse todos los objetos ferromagnéticos (reloj, objetos metálicos, tarjetas de crédito). Se colocará en la camilla de exploración en decúbito prono (boca abajo) con las mamas introducidas en los agujeros de la bobina de mama.
Antes de empezar la exploración se colocará en la mano una vía intravenosa para la administración del contraste. La exploración dura unos 20 minutos, durante los cuales se oirán diferentes ruidos y la paciente deberá evitar cualquier movimiento.

Preparación

La resonancia de mama requiere la administración de contraste endovenoso (gadolinio), por lo que la paciente deberá acudir en ayunas de 4-6 horas.
Después de la prueba
En ocasiones, es posible que después de la resonancia se solicite alguna prueba adicional para confirmar los hallazgos observados.

Resonancia Magnética de la pelvis

¿Cuándo está indicada?

En caso de la patología ginecológica, está indicada:
• en el estudio de extensión del cáncer de origen ginecológico, especialmente del cáncer de endometrio y de cuello del útero.
• en el estudio de las malformaciones uterinas.
• en determinadas patologías benignas ginecológicas, como la endometriosis.

¿Cómo se realiza?

Como en cualquier estudio de resonancia magnética, antes de entrar en la sala de la resonancia la paciente deberá quitarse todos los objetos ferromagnéticos (reloj, objetos metálicos, tarjetas de crédito).
La exploración se realiza en decúbito supino (boca arriba), y se le colocarán alrededor del abdomen unas láminas flexibles (bobina) que permitirán la obtención de las imágenes.

Si no existe contraindicación médica (problemas de azúcar) se le administrará por vía intramuscular un medicamento para disminuir los movimientos intestinales (glucagón) y mejorar la calidad de las imágenes.

La prueba dura unos 30-45 minutos y el ocasiones el radiólogo puede considerar oportuno administrar contraste endovenoso (gadolinio) para completar la exploración, por lo que es aconsejable acudir en ayunas de 4-6 horas.

Preparación

La resonancia de pelvis puede requerir ocasionalmente la administración de contraste endovenoso (gadolinio), por lo que es aconsejable que la paciente acuda en
ayunas de 4-6 horas